COMPARTE CON FAMILIARES Y AMIGOS
COMPARTE CON FAMILIARES Y AMIGOS

PLAYA ARICA NO PODRÁ RECIBIR BAÑISTAS ESTE VERANO


FUENTE: PUBLIMETRO

La playa Arica, al sur de Lima, no podrá recibir a bañistas este verano debido a que sus aguas han sido contaminadas con desagüe, tras la paralización de la planta de tratamiento Nuevo Lurín de Sedapal, tomada desde hace más de un mes por pobladores de la asociación agropecuaria Súmac Pacha.

Bajo el argumento de que el terreno de más de 67 mil metros cuadrados le pertenece y aprovechando una medida cautelar del Poder Judicial, Súmac Pacha -liderada por Diosdado Navarro- tomó la planta de tratamiento el último 23 de setiembre, fecha desde la cual (la instalación) no puede operar.

“Súmac Pacha ha desmantelado la planta de tratamiento. Ya no hay máquinas de bombeo, las cuatro lagunas de oxidación han sido cubiertas de desmonte y han desaparecido los generadores de electricidad”, informó a Andina el gerente de Asuntos legales y Regulación de Sedapal, Antonio Angulo Zambrano.

El abogado explicó que si el problema judicial por el litigio del terreno no se resuelve cuanto antes, la playa Arica quedará inutilizada por mucho tiempo, pues se necesitan por lo menos tres meses de plazo para rehabilitar la planta de tratamiento Nuevo Lurín.

“Como somos una empresa del Estado y lo que hay que volver a comprar es muy caro, tenemos que cumplir la ley de contrataciones y convocar una licitación pública. Calculamos que hasta el momento hemos perdido más de 20 millones de dólares en equipos y maquinarias”, comentó el funcionario.

Angulo Zambrano indicó que el 60% de las aguas servidas que se vierten sin tratamiento a la playa Arica, ubicada en el distrito de Lurín, proviene de instalaciones clandestina y de industrias informales ubicadas en esa zona de Nuevo Lurín que se conectan a la red de alcantarillado de manera informal.

Situación legal

Sedapal ha interpuesto acciones penales, constitucionales e, inclusive, civiles contra Súmac Pacha. No obstante, la titular del 29 Juzgado Civil de Lima, Rosa María Donato Meza, ejecutó la medida cautelar que determinó la suspensión de los derechos de Sedapal por disponer del predio, situación que fue aprovechada por la asociación que lidera Diosdado Navarro.

Actualmente, el caso está en el Séptimo Juzgado Constitucional de Lima a cargo de la magistrada Malvina Saldaña Villavicencio, quien inicialmente dejó sin efecto la medida cautelar anterior, pero omitió incluir en la disposición que Sedapal vuelva al lugar con el auxilio de la fuerza pública y que se proceda al descerraje.

“Ante esta situación, Diosdado Navarro y un grupo de personas aprovecharon en tapiar la puerta, demoler una pared y levantar un muro para impedir nuestro ingreso, pues ellos sí pueden ingresar a la planta a través de un terreno de la asociación que colinda con el nuestro”, precisó.

La jueza Saldaña Villavicencio, por su parte, le ha pedido a Sedapal presentar informes sobre todas las denuncias formuladas en torno a la propiedad del predio ante la Policía Nacional y fiscalía de turno. También le ha solicitado todos los planos y coordenadas de la propiedad y un informe sobre los daños ambientales provocados en la zona como consecuencia de la falta de operación de la planta.

“Mientras tanto, las lagunas (de oxidación) se siguen llenando de deshechos. El objetivo de Súmac Pacha es no dejar rastro de la existencia de la planta. La posesión de la propiedad de acuerdo a ley ya la perdió Sedapal. Nos queda recuperarla por mandato judicial. Mientras tanto, las aguas servidas siguen llegando al mar de la playa Arica”, señaló Angulo Zambrano.

Sedapal ya formuló denuncia penal en la fiscalía contra Diosdado Navarro por el delito contra el patrimonio, usurpación agravada contra la seguridad pública y atentado contra la seguridad común en agravio de Sedapal y la colectividad. También por despojo de la propiedad y por atentar contra el servicio público.

Otras denuncias contra Navarro son por atentar contra el medio ambiente debido al vertimiento de las aguas residuales hacia el mar de la playa Arica. Sedapal ha pedido al juez penal de turno la administración provisional para que le restituya la posesión de la planta de tratamiento.

Sedapal argumenta que mientras la planta de tratamiento Nuevo Lurín de Sedapal tiene 26 años de operación, la mencionada asociación Súmac Pacha ha venido asentándose en los alrededores desde hace solo 15 años.


ANÍMATE A COMENTAR

Escúchanos

Selecciona uno de las opciones de la lista y participa de nuestra programación.

×